El grupo nace en 2016,  cuando Pedro Zambrano, hijo de Kiko “El Chatarrero” y jurado de numerosos concursos nacionales de flamenco, como “La silla de Oro” se une junto a su sobrino Daniel Lozano y el fallecido Ángel Hernández, para formar Alzira y llevar el flamenco un paso más allá.

Meses más tarde se incorporaría la potente voz de Sílvia Troncoso. La Jerezana, que ha puesto su voz para el ballet Nacional de Yolanda Gaviño en la obra “Carmen y las Tres Joyas”, y ha ganado distintos concursos de cante, plasma delicadeza, sensibilidad y un “quejido” que han hecho que se gane el apodo de “La Dulce”.

El toque de rock, que Alzira da al flamenco mas puro, viene de la mano de Manuel Salazar a la batería y Vanderley A. Da Costa, tanto con el bajo, como con la guitarra electrica.

Ambos, con una marcada trayectoria en en distintos estilos musicales, os marcarán a golpe de baqueta y cuerda el compás de una bulería o una soleá.

“Entre Triana y Morente”, es su proyecto y sobre el escenario proponen un espectáculo de Flamenco-Rock aunando los dos estilos en toda su esencia.

Con una propuesta de casi dos horas de música, y con su toque personal, recordando a los dos grandes pilares de la música que tanto les ha influido en su camino.

Alzira con sus integrantes, lleva a  sus espaldas la experiencia en multitud de conciertos, festivales y salas.

Son el mestizaje de ambos estilos, con marcadas influencias de dos grandes … Triana y Enrique Morente.

En este momento, Alzira prepara la grabación del que será su primer disco.